Josué Del Cid y T-Bone celebran con gozo al Señor en «Mi Dios es grande»

Josué Del Cid da a conocer un nuevo y rítmico track y su videoclip, esta ocasión acompañado de T-Bone, con quien comparte raíces salvadoreñas y el haber crecido en los Estados Unidos. «Mi Dios es grande», producido por Sergio González, es un alegre tema con sonido de cumbia, que festeja el amor y la bondad de Dios al rendir alabanza a Dios por su omnipotencia y grandeza.

No es la primera vez que Josué Del Cid emplea ritmos latinos en su música: Lo hizo en «El gozo de Dios» de su producción «Es el tiempo», de 2011, y prácticamente creció escuchando y tocando géneros tropicales en su congregación, cuya alabanza por mucho tiempo estuvo basada en ellos. Más adelante, su estilo se fue orientando al pop y a la balada pop, y eso dio como resultado el estilo con que se le conoce hoy, hasta ahora. «Me conecto a algo que también desde mis diez, once o doce años ya estaba tocando», afirma Josué.

«Mi Dios es grande» inició como una línea de melodía y armonía en la guitarra acústica de Josué Del Cid, a partir de lo cual armó la estructura de la canción. Es un tema de fiesta y de celebración, con mucho sabor latino, que lleva una gran declaración. «Todo esto lo relaciono, en el contexto bíblico, a cuando el pueblo de Israel cruzó el Mar Rojo y vio esa maravilla de Dios abrir y cerrar el mar, y destruir a sus enemigos», explica Josué. «Seguramente ese día fue de fiesta,  gritando, celebrando y alabando a Dios, declarando sus cualidades y maravillas, y diciendo lo grande que es él. Esta canción se trata de eso. Al igual que el videoclip, tiene que ver con reflejar lo grande que es él y cómo debemos alabarle sin reservas y con todo nuestro ser».

Surgió entonces la idea de crearla como un sencillo y para ello entró en juego el toque de producción de Sergio González. Él tomó la idea y la llevó a otro nivel, con sonidos electrónicos, acordeón, el estilo de cumbia y el toque urbano que T-Bone trae a la mesa al invitarlo a ser parte de esta canción con su colaboración de rap y melodías. «Así fue evolucionando desde esa idea inicial de guitarra a una canción de alabanza con una gran producción y la colaboración de T-Bone en al autoría con todo el sabor y energía que le puso él, con sus raíces salvadoreñas y nicaragüenses tan plantadas», agrega Josué.

«La química fue sorprendente. Fue una gran experiencia trabajar con él», afirma T-Bone, y agrega: «Josué creció escuchando mi música en inglés. Me dijo fue muy bueno trabajar con alguien a quien escuchó por tanto tiempo, y para mí fue genial trabajar con alguien que realmente respeto y considero un gran tipo y un músico sorprendente, ya que he comenzado a escuchar más y más música en español y él es uno de los que he escuchado mucho. Fue una gran mezcla trabajar con  él y con Sergio González, quien nos juntó en este proyecto, pues es amigo mutuo».

Este salto a los ritmos latinos también obedece al momento ministerial en el que Josué Del Cid se encuentra, en el que Dios le está marcando un cambio de velocidad, meses después de ser ordenado al pastorado en su iglesia. «Dentro de mí hay una pasión y un fuego muy grande por llevar el mensaje de Jesús a esta nueva generación de preadolescentes, adolecentes y jóvenes. Este año he estado trabajado completamente con ellos y he sentido que he crecido más su forma de pensar, su lenguaje y en cómo perciben la música y el mensaje, y eso me ayuda a conectarme con ellos también», declara. Percibe en la dirección de Dios para su vida un mayor involucramiento en el trabajo juvenil, y desde su palestra —el mundo de la música— sabe que puede incluso ser usado por él para alcanzar a jóvenes que no conocen el Evangelio de Jesús con el arte y las letras de sus canciones.

El videoclip fue grabado en un día de intenso trabajo dentro de un estudio de Hawthorne, California. Fue dirigido por Ryan Spencer de Three Tree Entertainment —la misma compañía productora que está detrás del videoclip «Volaré» de T-Bone— y contó con la participación de jóvenes cristianos provenientes de diferentes iglesias del área, quienes compusieron el público que participó a lo largo de todo el videoclip acompañando a ambos músicos en una producción llena de energía y movimiento.

Cuando no se encuentra trabajando en la congregación de Houston en la que su padre es el pastor principal, Josué Del Cid se mantiene constantemente viajando a ministrar a diferentes países, invitado a compartir la Palabra y sus canciones en diversos congresos de jóvenes, pastores o líderes. Así ha sido en los meses pasados en que ha visitado Argentina, Chile, Bolivia, El Salvador, Ecuador, Honduras y México. Próximamente visitará Córdoba, Argentina, para participar en el congreso juvenil de Cita con la Vida; posteriormente viajará Tegucigalpa, Honduras, a otro congreso. Viajará también a Concepción, Chile, y en diciembre estará en  Mérida, México. Asistirá a Expolit 2016 promoviendo su nueva música y atendiendo compromisos con los medios de comunicación.

«Mi Dios es grande» ya está disponible en todas las plataformas digitales.

Gentileza de canzion.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s