EE.UU. cumple 50 años de haber prohibido la oración en las escuelas publicas

Este mes se cumplen cincuenta años de que la Corte Suprema de Estados Unidos declarara que una oración oficial en las escuelas era algo inconstitucional. ¿Cómo han ido las escuelas desde entonces? Los hechos hablan por sí mismos.
El 25 de junio de 1962  la Corte Suprema de Justicia decretó el fallo, el primero de una serie de decisiones que parecían descartar Dios y la Biblia en nuestras escuelas públicas. El caso, conocido como Engel v Vitale, 370 EE.UU. 421 (1962), fue un hito del Tribunal Supremo de Estados Unidos que determinó que es inconstitucional que los funcionarios estatales hagan una oración oficial de la escuela y fomenten su rezo en las escuelas públicas.
El caso había sido presentado por las familias de los estudiantes de escuelas públicas de New Hyde Park, Nueva York, quienes se quejaron de que la oración voluntaria a “Dios Todopoderoso” contradecía sus creencias religiosas. En ese momento contaron con el apoyo de grupos opuestos a la oración en las escuelas rabínicas, incluidas las organizaciones de la cultura ética, y las organizaciones judías. La oración en cuestión era:
Dios Todopoderoso, reconocemos nuestra dependencia de Ti, y te pedimos tus bendiciones sobre nosotros, nuestros padres, nuestros maestros y nuestro país. Amén.
 Para ese entonces el Juez Hugo Black escribió la decisión, diciendo: “una unión de gobierno y religión tiende a destruir el gobierno y  a degradar la religión.” Estoy de acuerdo con esa afirmación, pero no con su decisión.
El Juez Potter Stewart, el único disidente, escribió: “Por el contrario, creo que negar el deseo de estos niños en edad escolar a participar en recitar esta oración es negarles la oportunidad de participar en la herencia espiritual de nuestra nación.” Como veremos, el patrimonio es bastante considerable.
Al año siguiente, el alto tribunal dijo que no se puede leer la Biblia en las escuelas – con fines de devoción -, pero dijo explícitamente que el objetivo de “estudio de la Biblia o de la religión” se va a permitir en las escuelas. Sin embargo, muchas escuelas finalmente sacaron la Biblia por completo.
Engel se convirtió en la base de varias decisiones posteriores que limitan al gobierno a dirigir la oración en la escuela. Por ejemplo, en Wallace v Jaffree (1985), el Tribunal Supremo dictaminó que la ley de Alabama que permite un minuto para la oración o la meditación era inconstitucional. En Lee v Weisman (1992), el tribunal prohibió al clero dirigir la oración en las altas ceremonias de graduación de secundaria. Lee v Weisman, a su vez, sirvió de base para el Distrito Escolar Independiente de Santa Fe contra Doe (2000), en el cual la Corte extendió la prohibición en las escuelas sancionando a los estudiantes de escuela superior que oraban en los juegos de fútbol.
Irónicamente, cuando George Washington juró su cargo,  dijo que “sería particularmente inadecuado omitir en este primer acto oficial mis fervientes súplicas a ese Ser Todopoderoso que reina sobre el universo.”
Nuestra Constitución, firmado “en el año de nuestro Señor” (refiriéndose a Jesús), se basa en la Declaración de Independencia, que dice que los derechos vienen del Creador.
El presidente Eisenhower dijo en 1955: “Sin Dios, no puede haber ninguna forma de gobierno estadounidense, ni un estilo de vida americano Reconocimiento del Ser Supremo es el primero -. El más básico -. Expresión de americanismo”.
Su sucesor, John F. Kennedy, dijo: “Los derechos del hombre no provienen de la generosidad del Estado, sino de la mano de Dios”.
Pero hoy en día, Estados Unidos tiene amnesia, y el caso de oración en la escuela es parte de ese olvido. Este país le ha dado la espalda a Dios, y estamos cosechando las consecuencias naturales.
Después de la masacre de Columbine, Darryl Scott, padre de un estudiante asesinado, testificó ante el Congreso:
“Sus leyes ignoran nuestras necesidades más profundas,
Sus palabras son aire vacío.
Usted ha arrancado nuestra herencia,
Usted considera ilegal una simple oración.
Ahora los disparos llenan nuestras aulas y
nuestros hijos queridos mueren.
 Usted busca las respuestas en todas partes,
 y hace la pregunta “¿por qué?”
 Usted regula las leyes restrictivas
 a través de un credo legal.
 Y sin embargo, no puede entender
 que  lo que necesitamos es a Dios”.
vía cristianos.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s